viernes, 28 de agosto de 2015

San Pedro Samuel

San Pedro Samuel, además de una monumental iglesia y un casco urbano construido sobre la base de su recia piedra de páramo, muestra en sus alrededores al menos dos puntos de interés. El primero es un emblemático menhir que se ubica en lo alto del páramo, recibiendo el significativo nombre de "Piedra Alta".
 
 
El monumento megalítico (que recuerda sospechosamente el logo de una antigua entidad bancaria de infausto recuerdo para muchos) tiene más de dos metros de alto. Se encuentra en las proximidades de un parque eólico y tal vez una de las razones para haber llegado a nuestros días es que pudiera servir como señal de proximidad del cercano punto de encuentro entre los municipios de Pedrosa de Rio Úrbel, Isar y Valle de Santibáñez.

 
Este menhir ha servido como punto de introducción a un libro que trata sobre el megalitismo en el noroeste burgalés: Piedra Alta, el guardián del tiempo.
 
El segundo punto de interés es la ermita románica de San Pelayo situada a unos cuatro kilómetros del pueblo y recuperada hace unos pocos años. Del periodo indicado es su cabecera. Muestra al exterior una decoración sencilla, siendo más interesantes algunos capiteles del interior; al que no pudimos acceder. La romería tiene lugar el fin de semana más próximo a la festividad; el 26 de Junio.





 

miércoles, 26 de agosto de 2015

Melgar de Fernamental

No habíamos vuelto por Melgar de Fernamental desde que hablamos, hace mucho tiempo, del Santuario de la Virgen de Zorita. El pueblo en sí no atrae mucho en primera instancia desde el punto de vista patrimonial; por el aspecto impersonal de sus calles típico de muchos pueblos de tamaño medio. 
 
No obstante con un poco de paciencia también encontramos rincones de interés. En una visita rápida encontramos la monumental iglesia de la Asunción de Nuestra Señora. Monumental iglesia de planta de salón cuyos trabajos se extienden del siglo XVI al XVIII. Al exterior destaca por su gran torre.
 

lunes, 24 de agosto de 2015

Castillo de Castrojeriz

Me había quedado pendiente de mi anterior paso por Castrojeriz el ascenso al castillo. Aunque desde la lejanía parece que sólo se mantienen unos pocos restos, si completamos el duro ascenso observamos que en realidad el volumen del actual castillo es aún relativamente considerable.

 
Aquí se situó el original Castrum Sigerici, inicialmente celtibérico y posteriormente romanizado. Desde este cerro se podría vigilar las depresiones circundantes, en la época de la guerra contra los cántabros. Precisamente su favorable situación defensiva la llevó varias veces a ser atacada.
Tras siglos de escasa actividad, en el año 855 Munio Núñez se asentó en la zona y repobló la villa, y poco después el conde Rodrigo Laínez reedificó el castillo que tantas veces había sido derribado. En época medieval, siglos XII al XVI, la villa alcanza su mayor esplendor, y va tomando su configuración actual al pie del castillo.


Las intervenciones arqueológicas han descubierto rastros de basamentos romanos sobre los que se edificó el castillo. La edificación original empezó en el siglo IX; y fue reforzada y ampliada entre los siglos XI y XII.


viernes, 21 de agosto de 2015

Los Balbases

La siguiente parada la realizamos en el pueblo de Los Balbases, con sus dos barrios identificables por sus respectivas iglesias. Pero antes os pongo una foto de una de las dos puertas de la antigua muralla que se conservan.


Aquí vemos la iglesia de San Esteban y a sus pies el barrio respectivo.

miércoles, 19 de agosto de 2015

Torrepadierne

Torrepadierne es el nombre que recibe una finca situada en el curso bajo del río Arlanzón, pocos kilómetros antes de que el mismo alcance la localidad de Pampliega. Se trata de un lugar de notable interés, en el que se combinan los bosques de ribera, las fértiles vegas y un importante encinar de gran valor natural.



El lugar de Torrepadierne ya aparece citado, como torre de una persona llamada Paterno, en algunos documentos de los monasterio de Cardeña y las Huelgas a comienzos del siglo XIII. En el año 1468 compró todas las posesiones y derechos de Torrepadierne un tal don Lope de Valdivielso. Este personaje era el prototipo de advenedizo y emulador del modo de vida nobiliar y caballeresca que imperaba en la época. Su riqueza se consolidó en distintos negocios relacionados con el comercio del vino y su influencia política tuvo su origen al intervenir en las disputar políticas del reinado de Enrique IV. Más tarde fue mayordomo de la reina de Portugal y con el tiempo llegó a convertirse en maestresala de los Reyes Católicos , monarcas con los que participó activamente en la toma del reino nazarí de Granada. Creando el señorío de Torrepadierne, Lope de Valdivieslo, además de hacer un buen negocio, colmó buena parte de sus aspiraciones de ascenso social.
 

viernes, 24 de julio de 2015

Regreso a los pueblos del silencio: Ael y Villarán

La Merindad de Cuesta Urria es uno de los municipios burgaleses en los que más se hace sentir la despoblación. Desde el ahora fuera de uso Monasterio de Nofuentes parte una carreterita hacia el pueblo de Las Quintanillas, tramo que ya recorrimos hace ya unos años buscando su añeja ermita.
 
Hoy decidimos avanzar un poco más, asumiendo que a partir de Las Quintanillas desaparece el asfalto. No mucho más adelante llegamos al pueblo de Villarán, cuyas escasas pero nobles casas nos hablan de un pasado hidalgo. En los datos del INE figuran 6 personas empadronadas; contrastando con la llamativa cifra en torno al centenar de mediados del siglo pasado.
 
Tal vez tenga que ver con lo anterior el hecho de que este pueblo perteneciera hasta hace no tanto al municipio de “aforados de Moneo;” un peculiar ente que se regía por la jurisdicción de Vizcaya. Por otro lado, en algunos textos se puede leer esta poco agradable frase popular aplicada a los de este pueblo: “en Villarán, si no te la han hecho, ya te la harán”.
 
 
 
Pero no nos detenemos en Villarán. Seguimos remontando el valle del arroyo del Gorrión por un área cada vez más boscosa. Como no disponemos de mucho tiempo nos limitamos a alcanzar el punto desde el que se vislumbra nuestro objetivo: Ael, lugar de hayas.
 

Desde aquí apenas se aprecia una casa totalmente reformada y la estructura de una pequeña iglesia de rasgos prerrománicos. Según parece el pueblo estuvo habitado hasta 1986. Una década después se realizó un encuentro de antiguos allegados al pueblo. Al parecer hasta incluso se tanteó grabar en este pueblo un “reality show” con la restauración de casas como temática.

miércoles, 22 de julio de 2015

Regreso a los pueblos del silencio: Valmayor de Cuesta Urria

Muy cerquita de San Martín de Mancobo, algo más al sur, se encuentran los restos de otro pueblo deshabitado: Valmayor de Cuesta Urria. En todo caso, y tal y como reza su nombre, pertenece a la Merindad de Cuesta Urria; mientras que los anteriores se integran dentro del territorio de Medina de Pomar.
 
 
 
Según parece; en la iglesia ya arruinada había restos mozárabes, que se conservan en el Museo de Burgos. La estructura de las casas aún sigue siendo relativamente aceptable pese a que han pasado casi cuatro décadas desde su abandono. Bueno, en realidad no tanto. A través de internet ya me había enterado de que en el lugar vivía un belga sólo desde hace unos quince años.
 
Su nombre, Hugo Ceusters. Estuve hablando con él unos minutos. Me contó que su pareja era Rita Schimmel, la artista que vive en Almendres (de hecho este otro pueblo también está bastante cerca). Habían criado a sus hijos en el pueblo hasta que, ya adultos, habían viajado a Holanda. Incluso me pasó su email para mantener algún tipo de contacto.
 
 
Hace unos días, buscando algo más de información, me enteré de que Hugo falleció en un accidente poco después de mi visita. También he podido saber que había sido un gran aventurero (incluso preparaba una última exploración) y que era gran aficionado al ajedrez (este mismo fin de semana se realizó un torneo en Medina en su recuerdo). Descanse en paz y vaya este pequeño artículo en su recuerdo.
 
 
Para saber más:
 
-          Artículo sobre el pueblo en el blog “Pueblos deshabitados”.
-          Entrevista a Hugo en el programa "Huellas en el tiempo" de Radio Espinosa - Merindades